Jesus Victima | Institutos Seculares

Qué son los Institutos Seculares

El tres de febrero de 2007 el Santo Padre Benedetto XVI con ocasión del Simposio Internacional organizado por el 60° aniversario de la Constitución Apostólica Provida Mater Ecclesia, ha definido los Institutos Seculares “uno de los innumerables regalos con que el Espíritu Santo acompaña el camino de la Iglesia y la renueva en todos los siglos.”

Dono particular del Espíritu Santo son los Institutos Seculares, una forma de total consagración a Cristo en la Iglesia con la profesión de los votos de castidad, obediencia y pobreza. El primer reconocimiento oficial se remonta al 2 de febrero de 1947. Fue el Pontífice Pío XII que reconoció de ello y aprobó oficialmente su forma de vida. El Derecho Canónico, al can. 710, ha precisado de ello el aspecto jurídico: “El Instituto Secular es un instituto de vida consagrada en el cual los fieles, viviendo en el mundo, miran a la perfección de la caridad y se empeñan por la santificación del mundo, sobre todo obrando dentro de ello.”

Los Institutos Seculares son constituidos por “fieles laicos y presbiteros diocesanos, llamados a vivir con radicalidad evangélica propio aquella secularidad en la cual ellos son insertados en fuerza de la condición existencial o el ministerio pastoral” (Benedetto XVI).

El mismo Pontífice precisa de ello la calidad esencial e indica de ello la especial misión afirmando: “Vuestra pasión nace del haber descubierto la belleza de Cristo, de su modo único de querer, encontrar, curar la vida, alegrarla, confortarla.”


El Instituto Secular Iesus Victima

Se remonta al verano del 1958 la primera inspiración y el primer momento de vida del Instituto Secular Iesus Victima querido por el Sacerdote a Nicola Giordano que, iluminado y confortado por Dom Domenico Turco, Abad de la Abadía de los Trapenses a las Tre Fontane, quizo inspirarse en el Mensaje del Papa Pio XII dirigido a las Claustrales del mundo, en el cual él declaró la existencia de una particular forma de vida contemplativa en el mundo.
Fue el motivo inspirador sobre el cual creció el Instituto Secular Iesus Victima, rama femenina. El Fundador eligió y propuso como finalidad precisa la misión de participar en la función evangelizadora de la Iglesia a través de la promoción de la cultura cristiana en cada campo y sector del vivir humano y en todos los Países del Mundo.

El Instituto Secular Iesus Victima siempre ha optado por una forma de vida secular vivida sobre el estilo evangélico de presencia humilde y confiada en el mundo entero, adoptando el método de la difusión del mensaje dado de “hermano a hermano” para llevar todos a Cristo.

El Instituto ha conseguido el reconocimiento como Instituto de Derecho Diocesano el 19 de mayo de 1991 y en contemporánea al Simposio Internacional del 2007 la aprobación de Derecho Pontificio.

Se ha extendido particularmente en Italia. Está presente en varios países de Centro América y en México.

Para garantizar una eficaz acción apostólica evangelizadora en todo el mundo ha dado vida al Movimiento de Espiritualidad “Vivere In”, aprobado por el Pontificio Consejo para los Laicos, el 8 de diciembre de 2001, cuál Asociación internacional de Derecho Pontificio y definitivamente el 8 de diciembre de 2006.
El Movimiento de Espiritualidad “Vivere In” se inspira en la misma espiritualidad del Instituto: una espiritualidad Trinitaria, Cristocentrica, Mariana.

El Instituto Secular Iesus Victima también ha fundado la Editorial “Vivere In” para mejor desarrollar su acción apostólica de promoción cultural en conformidad con la Doctrina de la Iglesia.

La denominación “Vivere In” atribuida al Movimiento y a la Editorial es síntesis de la idea conductora de la entera acción evangelizadora que se fundamenta al mensaje del apóstol Pablo: “Todos los que Dios ha conocido en su presciencia los ha predestinado a vivir en luz de configurados al Hijo de Dios” (Rm 8, 29).

El nombre Iesus Victima

La elección del nombre Iesus Victima fue determinada del deseo y del empeño a penetrar en el gran misterio del Amor, del Dios-Amor, que en la Encarnación del Verbo y en el Sacrificio de Jesús, Palabra de Dios hecha carne, encuentra el máximo cumplimiento.
Jesús encarnado es el único modelo sobre el que (cula?) construirse (podemos construirnos?).
Jesús inmolado es el único Salvador del género humano.
Jesús eucarístico es el Pan de vida que puede satisfacer el hambre y saciar toda la humanidad.
Jesús ha llevado a cabo el perenne y nuevo pacto de alianza entre Dios y el hombre.

Decreto Pontificio

Leggi il file PDF

El aspecto contemplativo

Elemento particular e identidad específica del Instituto Iesus Victima es la búsqueda de la vida contemplativa de vivir plenamente fuera en el mundo de las tradicionales características que regulan la vida contemplativa clásica.

El mundo entero en todas sus variedades de vida y expresiones es el gran monasterio en el cual se tiene que vivir y también actuar obedeciendo a la voluntad de Jesús que dijo a los suyos de ir por todo el mundo a anunciar su evangelio.

Il mondo intero in tutte le sue varietà di vita e di espressioni è il grande monastero nel quale si deve vivere ed agire anche ubbidendo alla volontà di Gesù che disse ai suoi di andare per tutto il mondo ad annunziare il suo vangelo.

Contemplativos en el mundo

Ser contemplativo en el mundo significa, por el Instituto Iesus Victima, saber buscar y fijar el rostro de Dios Amor en cada ámbito de vida. Dios Amor es el artífice de cada cosa. Dios Amor se ha revelado en Jesús, en su Hijo predilecto, que nació de la Virgen María, Via, Verdad y Vida, Luz y Salvación para el mundo entero, sacerdote de la nueva alianza, víctima de amor por el mundo entero.

La dimensión contemplativa vivida por los miembros del Instituto Iesus Victima los ve ocupados en:
– cultivar el ejercicio de la Lectio Divina a través del estudio asiduo y amoroso de la Palabra;
– vivir el entero día promoviendo la transformación de toda la existencia en una perenne alabanza de amor a Dios, particularmente a través de la vida eucarística y la práctica de una vida litúrgica entendida como servicio de amor orientado hacia Dios y hacia los hermanos;
– hacer armoniosa la propia y la ajena existencia en el ser conscientes que “todo es bello, todo es bueno, todo es amable”, todo lo que viene de Dios;
– educar los sentidos a la visión de Dios, investigando y encontrando, en todas partes, los gérmenes de vida divina;
– permanecer fieles al mandamiento del amor total hacia cada hombre, desde el más pequeño al más grande, porque “lo que habremos hecho al más pequeño de los hermanos” lo habremos hecho a Jesús, el que es siempre vivo en medio de los hombres.

En dócil escucha del Espíritu Santo. A la escuela de María

La dimensión contemplativa es buscada y vivida a través de una devoción particular al Espíritu Santo, como “huésped dulce” y “divino revelador de los misterios divinos.”

María Santísima es verdadera Maestra y modelo de vida contemplativa en la cotidianidad del vivir humano. Mujer delicadísima, dócil a la voluntad de Dios, partícipe de la total inmolación del Hijo, Madre de la Iglesia.

Formas de vida

La consagración en el Instituto Secular Iesus Victima tiene que significar siempre una elección libre, consciente y responsable para orientarse a la configuración y a conformidad a Jesús imitandolo en su misterio profundo de “encarnación” en el mundo. La Palabra del Padre se hizo hombre y puso su morada en el hombre. Cada hombre tiene que tratar de alcanzar la dimensión de concorporeidad y consanguinidad de Jesús.

De estas fundamentales premisas teológicas fluye la mayor conciencia y el empeño a:

– difundir el mensaje de la vida como don de Dios y el hombre como imagen del Hijo suyo;
– promover el progreso humano en todos sus aspectos con particular atención hacia la promoción cultural en conformidad con todo el mensaje evangélico que es fuente de cada sabiduría y garantía de civil progreso.

Los miembros del Instituto Secular Iesus Victima pueden conducir la proppia vida viviendo solos o en sus familias o en grupos de vida fraterna.

En cada forma de vida, optada libremente, todo tienen que dedicarse particularmente a la construcción de una sociedad “que reconozca, en los diferentes ámbitos, la dignidad de la persona humana y los valores irrenunciables por su plena realización: de la política a la economía, de la educación al empeño por la salud pública, de la gestión de los servicios a la búsqueda científica” (Benedetto XVI).

Todos los miembros del Instituto Secular Iesus Victima se conforman al estilo de vida enseñado por Jesús para ser sal, luz, levadura en el mundo entero, con gran apertura de espíritu hacia todas aquellas formas de vida en que se hace cada vez más necesario y urgente el cumplimiento de la misión evangelizadora.

Sede

La sede internacional del Instituto Secular Iesus Victima está en Roma.

Por información dirigirse a:
Dott.ssa Maria Parato
00142 Rome – Via A. Solario, 91 – Phone 06 59640096 – mob. 330879683
Correo electrónico: jesusvictima2007@gmail.com

© 2016 Vivere In